Hoja informativa sobre el coronavirus (COVID-19) en pacientes con esclerosis múltiple

Ante el aumento de casos registrados en España por infección de coronavirus COVID-19, así como por el importante número de noticias falsas que circulan estos días sobre esta infección, la Sociedad Española de Neurología (SEN) ha editado un mensaje de tranquilidad a los pacientes neurológicos, a la vez que pide que no abandonen sus tratamientos inmunosupresores o inmunomoduladores por miedo a posibles contagios por el COVID-19, ya que el abandono de la medicación puede suponer la reagudización de su enfermedad.

Hasta la fecha no se ha comprobado que los pacientes con enfermedades neurológicas, y esclerosis múltiple en particular, sean un grupo de riesgo para desarrollar formas graves de la enfermedad causada por el COVID-19. En principio, el riesgo de contagio por coronavirus es el mismo que para la población general.

El COVID-19 no afecta al cerebro

En relación a las personas con esclerosis múltiple, basándome en la evidencia científica disponible actualmente sobre la infección por COVID-19 y en los recientes comunicados realizados por el Ministerio de Sanidad de España y Autoridades Sanitarias de las Comunidades Autónomas, y el Grupo de Estudio de Enfermedades Desmielinizantes de la SEN, os realizo las siguientes recomendaciones:

  • Quedarse en casa limitando con ello las actividades sociales y reuniones. Dejar de acudir a bares y restaurantes. Interesa que no haya circulación de personas para evitar contagios. Esto incluye evitar también reuniones con familiares y amigos. 
  • Evitar los desplazamientos entre las Comunidades Autónomas del territorio Español y viajes al extranjero que no resulten imprescindibles.
  • Seguir las medidas generales de protección para evitar el contagio:
    • Lavarse las manos con frecuencia con un desinfectante formulado con alcohol o con agua y jabón, y utilizarlo siempre después de sonarse la nariz, estornudar o toser, y antes de manipular alimentos.
    • Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo desechable y tirarlo luego a la basura.
    • Mantener una distancia de seguridad de al menos un metro con todas las personas, sobre todo con las que presenten tos o estornudos.
    • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos.
    • En caso de sufrir síntomas de infección respiratoria (fiebre, tos, dolor de garganta) y más si se ha viajado a una zona de riesgo, no acudir al hospital, permanecer en casa y avisar al teléfono de contacto dispuesto por las autoridades sanitarias o al del centro de salud.
    • Tener en cuenta las recomendaciones que hayan sido realizadas por fuentes oficiales de información sanitaria (Ministerio de Sanidad y Consejerías) y/o vuestros médicos.

La infección por coronavirus COVID-19 no produce síntomas neurológicos y no debe confundirse con un brote de EM. Sabéis que si tenéis fiebre, podría pasar que os diera «un bajón», como sucede con cualquier otro proceso que provoque fiebre o aumento de la temperatura corporal, pero es por la fiebre, no por un brote o como consecuencia del COVID-19. 

PARA LOS PACIENTES CON ESCLEROSIS MÚLTIPLE BAJO TRATAMIENTO [ PDF ]

La infección por el coronavirus COVID-19 es más probable que ocurra, y es más probable que tenga consecuencias graves, en personas con sistemas inmunes comprometidos. Todos los tratamientos para la esclerosis múltiple afectan el sistema inmunitario en diversos grados, por lo que es importante que todas las personas con EM se tomen en serio las medidas preventivas simples.

  1. No cambies ni suspendas tu medicamento sin antes hablar con tu equipo de EM.
  2. Si tienes una cita para ir al hospital para una revisión o tratamiento, pregunta a tu equipo de EM si puedes realizar la consulta telefónicamente o retrasar la cita.
  3. Si tienes una cita para ir al hospital para una revisión o tratamiento, y tienes tos, temperatura alta o falta de aire por favor no vayas al hospital, llama a los teléfonos de contacto ofrecidos por tu comunidad autónoma o centro de salud, y comunícaselo a tu equipo de EM para obtener asesoramiento.
  4. Si estás tomando interferón beta 1a (Avonex, Rebif, Plegridy) interferón beta 1b (Betaferon), o acetato de glatiramero (Copaxone), teriflunomida (Aubagio), dimetilfumarato (Tecfidera) o natalizumab (Tysabri) continúa con ello. Estos tratamientos no aumentan significativamente el riesgo de infecciones por virus ambientales. 
  5. Si estás tomando fingolimod (Gilenya), ten en cuenta que el riesgo de infecciones virales está moderadamente aumentado, por lo tanto, puedes ser más propenso a la infección por coronavirus y su complicaciones. Para la mayoría de las personas que toman fingolimod, este riesgo es menor que la efectividad del fingolimod para el control de la EM. Por lo tanto, se recomienda seguir tomando el fingolimod. Es importante no dejar de tomar fingolimod sin hablarlo con el equipo de EM, porque existe el riesgo de que la esclerosis múltiple se active y provoque brotes en las semanas posteriores a la interrupción del medicamento.
  6. Si estás tomando ocrelizumab (Ocrevus) o rituximab, el riesgo de infecciones virales está moderadamente aumentado. Por lo tanto, hay mayor propensión a la infecciones virales. Tu neurólogo puede recomendar, si la evolución de tu EM lo permite, retrasar de forma transitoria la administración de la dosis de mantenimiento, y administrarla no a los seis meses, sino unas semanas más tarde. 
  7. Si has recibido el ciclo completo de cinco días del primer año de alemtuzumab (Lemtrada) y te corresponde administrarte el segundo, tu neurólogo probablemente te recomendará retrasar el inicio de este segundo ciclo hasta que el riesgo de infección por coronavirus haya pasado.
  8. Si has recibido el ciclo completo del primer año de cladribina (Mavenclad), es decir dos cursos de pastillas separados por un mes, y te corresponde administrarte el segundo ciclo, tu neurólogo probablemente te recomendará retrasar el inicio del segundo ciclo hasta que el riesgo de infección por coronavirus haya pasado.
  9. Si no has recibido el ciclo completo del primer año de cladribina (Mavenclad), porque solo has tomado el curso de pastillas del mes 1 y tienes que iniciar el segundo curso del mes 2, tu neurólogo probablemente te recomendará retrasar su inicio hasta que el riesgo de infección por coronavirus haya pasado.
  10. Si ya has recibido los ciclos completos de tratamiento con cladribina (Mavenclad), o alemtuzumab (Lemtrada) debes tener en cuenta que el riesgo de infecciones virales aumenta ligeramente. No es necesario que recibas ningún tratamiento adicional.

PARA LOS PACIENTES CON ESCLEROSIS MÚLTIPLE QUE TIENEN QUE INICIAR EL TRATAMIENTO

Probablemente tu neurólogo te aconsejará retrasar el inicio del tratamiento hasta que el riesgo de infección por coronavirus haya pasado. 

Si se necesita iniciar inmediatamente un tratamiento por motivos de actividad de la enfermedad, tu neurólogo tendrá que personalizar el riesgo. Quizá opte por empezar por un tratamiento que afecte menos al sistema inmunológico hasta que el riesgo de infección por coronavirus haya pasado, y en ese momento cambie a un tratamiento más efectivo.  

No existe un tratamiento que pueda ser utilizado para evitar la infección por coronavirus ni por las personas inmunodeprimidas ni por las que no lo están.

La prevención está en que todas las personas en general y las que padecen EM en particular NOS TOMEMOS EN SERIO LAS MEDIDAS PREVENTIVAS SIMPLES, aunque nos cueste por nuestros hábitos y tipo de vida.

Espero que, como siempre ocurre, de lo malo salga algo bueno y que de esta situación surja un cambio social beneficioso.

9 comentarios en “Hoja informativa sobre el coronavirus (COVID-19) en pacientes con esclerosis múltiple

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *