Mi sistema inmune me ataca: ¿qué puedo hacer?

Hoy he visitado a Pedro. Su esclerosis múltiple está evolucionando muy favorablemente. Como no teníamos prácticamente nada de qué hablar sobre la enfermedad, hemos aprovechado para hablar de temas más personales. 

Me ha contado Pedro que hace una vida plena en todos los aspectos y que está muy contento porque ha empezado a correr. Siempre le ha gustado participar en deportes de equipo como el futbol, que sigue practicando, pero hace unos meses un conocido suyo le habló del footing y le metió el gusanillo de correr.  Me decía que nunca se había planteado correr pero un día pensó «¿y por qué no?«, y ha empezado a correr. La última carrera en la que ha participado ha sido de 10 km y ha hecho muy buena marca.  

Pedro, a igual que su padre, es alegre y optimista. Son de las personas que aplican el dicho de “si un problema tiene solución, ¿para qué preocuparse?… y si no la tiene, ¿para qué preocuparse?«.  Practican el credo del optimismo. 

Me ha comentado que prefiere no decir que tiene esclerosis múltiple porque se ha dado cuenta de que la gente no conoce bien la enfermedad, y el hecho de que la confundan con la ELA, entre otras enfermedades, le obliga a dar muchas explicaciones. “Cuando ya no me queda más remedio, les digo que tengo las defensas invertidas y así lo entienden bastante bien”. 

Efectivamente en la esclerosis múltiple, como en todas las enfermedades autoinmunes, las defensas están invertidas. 

Las enfermedades autoinmunes se caracterizan porque existe un fallo del sistema inmunológico del organismo. Los glóbulos blancos que circulan por la sangre -concretamente los linfocitos- no hacen adecuadamente su trabajo de defendernos de las agresiones externas, como por ejemplo las infecciones, sino que hacen todo lo contrario, producir daño en nuestros propios órganos y tejidos. En la esclerosis múltiple estos guerreros se confunden, y atacan a la mielina del sistema nervioso central porque no la reconocen como propia sino como ajena, y la destruyen. La destrucción de la mielina es la que provoca la discapacidad neurológica. 

No es inhabitual que una persona sufra varias enfermedades autoinmunes simultáneas. En el caso de la esclerosis múltiple es frecuente encontrar la asociación con trastornos tiroideos, diabetes, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa o psoriasis.  

No se sabe porqué se producen las enfermedades autoinmunes, y curiosamente, este fallo del sistema inmunológico no se detecta a través de un análisis de sangre. Haciendo un análisis de sangre no se puede detectar si el sistema inmunológico está alterado o no.

Las enfermedades autoinmunes suelen presentarse con mayor frecuencia en mujeres, en adultos jóvenes o de mediana edad y en pacientes con antecedentes familiares de enfermedades autoinmunes. 

Las enfermedades autoinmunes son en su mayoría enfermedades crónicas. Si se identifican en la etapa inicial hay más oportunidades de evitar o retardar los posibles daños irreversibles de los órganos o tejidos. Al no saber porqué se producen es difícil curarlas. 

Los objetivos de los tratamientos que utilizamos son dos. Por una parte reducir con corticoides la inflamación aguda producida por el ataque de los guerreros, que en la esclerosis múltiple se manifiesta en forma de brote y, por otra, adormecer o destruir a los linfocitos, a esos guerreros que van circulando por la sangre, con la finalidad de que haya pocos y se minimice en lo posible la posibilidad de volver a tener un brote o, lo que es lo mismo, un nuevo ataque contra uno mismo.  

Un tratamiento complementario es reducir el estrés, la ansiedad y la angustia pues se sabe que son factores psíquicos que influyen en el correcto funcionamiento del sistema inmunológico. La Psiconeuroinmunología es una disciplina que estudia la influencia de factores psicosociales sobre la respuesta inmunológica. Factores estresantes corrientes son el luto, la separación o divorcio, el paro y los exámenes académicos.

Cada célula de tu cuerpo reacciona a todo lo que dice tu mente. La negatividad ayuda a que se debilite el sistema inmunológico

Un comentario en “Mi sistema inmune me ataca: ¿qué puedo hacer?

  1. Yo estoy haciéndome análisis mi nombre es Karen tengo 51 años y voy teniendo unos dolores musculares terribles me han hecho análisis de sangre orina y lo que me ha dicho que mis defensas me están atacando he subido en muy poco tiempo 14 kilos y el vientre se me inflama terrible me siento súper mal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *