¿Cómo afecta la esclerosis múltiple a la vejiga?

El aparato urinario se encarga de la producción, almacenamiento y expulsión de la orina. La orina que producen los 2 riñones es transportada hasta la vejiga por un tubo que sale de cada riñón que se llama uréter. La vejiga es como un saco elástico que almacena la orina hasta que en el proceso de orinar sale al exterior a través de un canal que se llama uretra (caño de la orina).

Cuando una persona se prepara para orinar, el cerebro y la médula espinal emiten una señal que dispara el reflejo de vaciado, y ocurren dos cosas al mismo tiempo:

  • El músculo de la vejiga (detrusor) se contrae para expulsar la orina de la vejiga.
  • El esfínter externo de la uretra, que normalmente permanece cerrado, se abre para permitir que la orina salga del cuerpo.

Con el tiempo, alrededor del 80% de las personas con esclerosis múltiple (EM) experimentan problemas para orinar. Debido al  daño de la mielina el cerebro o de la médula espinal no envían adecuadamente los impulsos nerviosos a la vejiga y se altera su función. Se originan diferentes situaciones:

  1. Vejiga espástica o hiperactiva

Es muy común. La vejiga es incapaz de retener la cantidad normal que hay que retener y se tienen frecuentes impulsos incontrolables de necesidad de vaciarla aunque no esté llena.

  1.  Vejiga hipoactiva

También muy común. En este caso lo que cuesta es vaciar completamente la vejiga. Los músculos del suelo pélvico y el músculo del esfínter alrededor de la uretra se contraen mientras se está orinando y esta contracción involuntaria durante el vaciado cierra la uretra y la vejiga no se puede vaciar correctamente. La orina que no se ha orinado se queda dentro de la vejiga (orina residual) y conduce a tener la sensación de que necesita orinar nuevamente, lo que obliga a ir al baño otra vez, cosa que no sería necesaria si la vejiga se hubiera vaciado por completo.

  1. Vejiga mixta

Cuando coexisten la vejiga hiperactiva con la hipoactiva.

 
 

Preguntas para hacerte a ti mismo (Fuente)

 
 

Desde que se me diagnosticó EM
  • ¿Me resulta más difícil comenzar a orinar cuando voy al baño?
  • ¿Siento que mi vejiga no está completamente vacía cuando termino de orinar?
  • ¿Tengo infecciones del tracto urinario frecuentes o recurrentes?
  • ¿Estoy usando compresas o alguna otra estrategia para proteger mi ropa de las fugas urinarias?
  • ¿Estoy limitando la cantidad de líquidos que bebo porque me preocupa tener que orinar con frecuencia?
  • ¿Planeo mis actividades diarias alrededor de los síntomas de mi vejiga?
  • ¿Los síntomas de la vejiga me impiden disfrutar?
  • Si tuviera que pasar el resto de mi vida con mi vejiga comportándose como lo hace ahora, ¿sería infeliz?»

 

2 comentarios en “¿Cómo afecta la esclerosis múltiple a la vejiga?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *