Dolor de cabeza por exceso de analgesia

Antes de hablar del tema os haré algunas aclaraciones. Cefalea es lo mismo que dolor de cabeza. 

Hay muchos tipos de cefaleas o dolores de cabeza, entre otras: 

  • migraña (que es lo mismo que jaqueca)
  • cefalea tensional
  • neuralgia del trigémino
  • cefalea en racimos o neuralgia de Horton
  • por tos
  • por esfuerzo físico
  • por relación sexual
  • por frío
  • producida por el sueño
  • por un traumatismo
  • por tener malformaciones vasculares, tumores o infecciones…
  • por consumo o abstinencia de sustancias tóxicas (alcohol, drogas)

Hoy os voy a hablar del dolor de cabeza por exceso de analgesia.

El uso excesivo de medicamentos para aliviar el dolor de cabeza es un problema común en personas con migrañas o cefaleas de tipo tensional que son los tipos más frecuentes de dolor de cabeza.

El uso de analgésicos para aliviar el dolor de cabeza está justificado cuando se hace correctamente. Cuando no se hace correctamente -cuando se usan con mucha frecuencia de forma regular- se puede padecer un dolor de cabeza persistente que los neurólogos conocemos muy bien. 

«El dolor de cabeza por abuso o toma de analgesia en exceso consiste en sufrir una cefalea crónica diaria añadida al dolor de migraña que estamos intentando controlar con esa analgesia precisamente»

Es más común en adultos de mediana edad -de 30 a 50 años- y predomina en las mujeres.

Para establecer el diagnóstico, los pacientes deben usar medicamentos para aliviar el dolor de cabeza durante más de 10 o 15 días al mes. 

Los fármacos que pueden inducir este dolor son los que contienen ergotamina (Cafergot, Hemicraneal, Tonopan…)  triptanes (Zomig, Maxalt, Almogran, Imigran, Relpax, Naramig, Forvey…), los analgésicos habituales (paracetamol, aspirina, ibuprofeno, naproxeno, dexketoprofeno conocido como enantyum), los opioides (fentanilo, morfina), y los fármacos que contienen combinaciones de varios como la analgilasa (asociación de paracetamol, codeína y cafeína), la adolonta (tramadol), el zaldiar (tramadol con paracetamol) y otras muchas combinaciones. 

Se trata de una condición prevenible. Los médicos debemos instruiros a los pacientes sobre la relación entre el uso excesivo de medicamentos para controlar el dolor de cabeza agudo y la progresión hacia un dolor de cabeza crónico por el uso de esta analgesia precisamente. El objetivo es haceros ver que de la misma manera que tenéis en cuenta otros efectos adversos como la hemorragia digestiva o el daño renal y hepático, debéis en cuenta este riesgo.  

En mi experiencia, al paciente le cuesta mucho aceptarlo. La respuesta siempre es la misma: 

“Me tomo los analgésicos porque me duele la cabeza, si no, no me los tomaría”

Nuestro trabajo consiste en hacer entender que hay que romper el circulo vicioso por el que cuando baja el nivel de analgesia en sangre se necesita volver a tomar analgesia, que es necesario desintoxicarse de tanta analgesia, y explicar cómo resolverlo. 

Con este artículo intento contribuir al conocimiento de esta entidad prevenible. Hacer hincapié en que el uso excesivo de medicamentos para el dolor de cabeza puede empeorarlo y que los medicamentos para el dolor deben usarse racionalmente.

Sé sincero o sincera contigo mismo. Comprueba qué analgésico o analgésicos tomas, y cuenta los días que los tomas: ¿son más de 10 o 15 días?

La retirada (idealmente completa) de medicamentos analgésicos es el enfoque de elección para el tratamiento del dolor de cabeza por exceso de analgesia. Si crees que puedes estar sufriendo este tipo de dolor, pide hora con tu neurólogo porque te dará pautas y tratamiento para resolverlo.  

Se trata de un problema mundial. La toma de analgésicos de forma poco regulada es una epidemia de la que no se habla, que puede tener consecuencias nefastas para la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *