Investigación con el fármaco EVOBRUTINIB

Este mes de mayo los periódicos se han hecho eco de los resultados de la investigación de un fármaco llamado Evobrutinib en pacientes con esclerosis múltiple remitente recurrente. El estudio se hizo público en la Reunión Anual de la Academia Americana de Neurología celebrada en mayo 2019 en Filadelfia (EEUU), y ha sido publicado en la prestigiosa revista médica New England Journal of Medicine. La investigación ha estado liderada por el Dr. Xavier Montalbán que trabaja a caballo entre Barcelona y Toronto (Canadá).

Muchos de vosotros habéis llamado para solicitar información sobre este nuevo fármaco y he pensado que tendría interés daros información por escrito.

El evobrutinib se administra por vía oral y al parecer tiene un mecanismo doble de acción: por un lado inhibe la actividad de los linfocitos B y por otro afecta a los linfocitos encargados de la inmunidad innata; como consecuencia podría evitar la inflamación propia de la enfermedad y también la degeneración no asociada a la inflamación. Si así fuera, influiría positivamente en la progresión de la enfermedad.

En este ensayo se repartieron al azar a 5 grupos de tratamiento a 267 pacientes. Grupo 1: los pacientes recibieron placebo (es decir ningún tratamiento); Grupo 2: los pacientes recibieron evobrutinib 25 mg una vez al día (dosis baja del fármaco); Grupo 3: los pacientes recibieron evobrutinib 75 mg una vez al día (dosis media del fármaco); Grupo 4: los pacientes recibieron evobrutinib 75 mg dos veces al día (dosis alta del fármaco); Grupo 5: los pacientes recibieron fumarato de dimetilo (Tecfidera).

El objetivo principal del ensayo ha sido ver el impacto que el fármaco tiene sobre las lesiones que captan contraste (gadolinio) en la resonancia cerebral, si bien también se ha analizado la frecuencia de brotes y el empeoramiento o no de la discapacidad en los pacientes que lo han tomado, así como las reacciones adversas.

La conclusión es que el evobrutinib a la dosis media de 75 mg una vez al día, pero no a la dosis baja y alta , ha reducido el número de lesiones que captan contraste en la resonancia, en comparación con el placebo, durante los 6 meses que ha durado el ensayo. En relación al placebo el evobrutinib no ha tenido efecto en ninguna de las dosis sobre el número de brotes o la progresión de la discapacidad, y se ha asociado con alteraciones del higado.

El fármaco tiene que seguir siendo estudiado en más número de pacientes y durante más tiempo porque ¿qué son 6 meses en esclerosis múltiple?.

El promotor de este ensayo es la compañía farmacéutica Merck. En  mi opinión los datos publicitados no son relevantes y no aportan nada innovador.  El fármaco – que está en una fase muy precoz de investigación – se publicita de una manera engañosa y exagerada que consigue llamar la atención de los pacientes a los que crea falsas expectativas, y nos perjudica a los profesionales y a las instituciones que trabajamos en esclerosis múltiple cerca del Hospital Valle de Hebrón.

Pienso que ciertas compañías farmacéuticas y profesionales deben reflexionar sobre la creencia desmesurada de su propia importancia, y los periodistas exigirse reciclaje para saber si lo que están publicando tiene realmente el interés que la parte interesada dice que tiene.  

Un comentario en “Investigación con el fármaco EVOBRUTINIB

  1. Hola buenas tardes me gustaria una opinión del tratamiento Ocrevus que no conozco opnion de personas que lo administra y como se siente que reacción tiene este farmaco si es bueno sus beneficios si siente muchas reacciones adversas cuando lo pone si es un buen tratamiento?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *