La importancia del ejercicio físico en el día a día

He observado que pocos pacientes hacen ejercicio físico y que el ejercicio físico lo relacionan con andar.

Andar está muy bien pero no es lo único, también es importante tonificar los músculos y mover todas las articulaciones del cuerpo en su máxima extensión.

Andando se reduce el sobrepeso y el riesgo de enfermedades del corazón.

Haciendo gimnasia de forma mantenida se mantienen las articulaciones, tendones y ligamentos flexibles, y con ello se envejece con más facilidad de movimiento, mejor coordinación, y menor riesgo de caer o caer mal.

Hay muchas maneras sencillas con las que puedes incorporar el andar a tu rutina diaria, por ejemplo:

  • Sube escaleras en vez de utilizar ascensores; si trabajas en la planta 7 puedes subir hasta la 3 o 4 y coger allí el ascensor.
  • Baja siempre por las escaleras.
  • Plantéate si el trayecto de ida y/o el trayecto de vuelta a tu trabajo o actividades lo puedes hacer andando o en bicicleta (no utilices un litro de gasolina para ir a comprar un litro de leche); si está demasiado lejos bájate unas paradas antes del autobús o metro, o aparca el coche lo más lejos que puedas.
  • Sal a hablar por teléfono a la calle en vez de hacerlo sentado en el sofá o silla.
  • Disminuye el número de horas que pasas sentado viendo la TV, la tablet, el móvil o con videojuegos, y sal a disfrutar de los escaparates o turismo urbano de tu barrio.
  • Utiliza la aplicación de tu móvil para medir los pasos o distancias que caminas e ir manteniendo tus propias marcas.

Incorporar la gimnasia de mantenimiento a la vida diaria cuesta un poco más pero es esencial. Cuesta más porque se necesita más voluntad e invertir dinero.

Algunos consejos:

  • Acude a un gimnasio o piscina y pide el consejo de un monitor.
  • Acude a un centro cercano a tu domicilio o trabajo para que el llegar no sea un inconveniente.
  • Elige el ejercicio que más guste, si no, no te “engancharás”.
  • Reserva en la agenda el día y hora que vas a ir y no lo sustituyas por otro tipo de obligaciones, caiga quien caiga.
  • Busca el apoyo de amigos y familiares que te animen y que entiendan que para ti esto es un tratamiento.

Para mantener la constancia es muy importante estar motivado, entender que lo haces para ti, para cuidar de tu cuerpo y tu mente. ¿Verdad que si fuera ir a la sesión de quimioterapia no fallarías?, pues es igual de importante.

Suele surgir también la pregunta de «¿Por qué no ir a un Servicio de Rehabilitación?«. Los Servicios de Rehabilitación no son gimnasios. Los médicos rehabilitadores, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales se encargan de educar e intentar restituir al máximo las capacidades que el paciente ha perdido y a ayudarle a ser lo más independiente posible, pero cuando se concluye que se ha alcanzado lo posible se da el alta. A partir de este momento el paciente debe esforzarse por practicar lo aprendido y mantenerse.

Agregar el ejercicio a la rutina tiene un efecto positivo en la vida. No hay paciente que no me lo haya confirmado.

Un comentario en “La importancia del ejercicio físico en el día a día

  1. Cristina,yo hasta hoy caminaba unos 5 km todos los días,ahora estoy en brote cuando esté mejor buscaré algo,y tienes razón tenemos que intentarlo,y si te habituas crea «mono» cuando no puedes hacerlo.
    Saludos Cristina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *