Mareo y esclerosis múltiple: ¿qué puedes hacer para manejarlo?

Le prometí a Paula que escribiría sobre el mareo. La idea surgió mientras intentaba explicarle el porqué de su mareo. Hablando, pensamos que era una buena idea que escribiera sobre ello.
Mareo y esclerosis múltiple

La palabra mareo es muy genérica y a los médicos nos da poca información, por lo que siempre os vamos a pedir que describáis mejor la sensación que tenéis. Es una palabra que se utiliza tanto para el aturdimiento, como para el desmayo, el síncope, el vértigo, el desequilibrio o la inestabilidad; sin embargo son condiciones muy distintas unas de las otras. 

El mareo es un síntoma frecuente en la población general, y puede deberse a diferentes causas, pero yo voy a escribir únicamente sobre el mareo en la esclerosis múltiple. 

Es difícil encontrar a una persona con esclerosis múltiple que no se haya quejado de mareo alguna vez, y un altísimo número de vosotros y vosotras lo padecéis crónicamente. 

Para entender el mareo hay que tener en cuenta los sistemas que menciono a continuación: 

1. La visión

Cuando miramos algo, las imágenes llegan a la retina, esta las envía al cerebro a través del nervio óptico, y el cerebro las interpreta y genera la percepción visual y la distancia a la que se encuentran los objetos. Por otra parte, es muy importante que los dos ojos se muevan en paralelo de forma coordinada.

En la esclerosis múltiple se pierde la mielina en diferentes localizaciones de este sistema visual:

  • La neuritis óptica daña el nervio óptico.
  • Las áreas que han perdido la mielina en el cerebro dificultan la interpretación de las imágenes por parte de este.
  • Las áreas que han perdido la mielina en el tronco del encéfalo provocan parálisis de los músculos de los ojos, por lo que al no moverse los dos ojos a la vez, al quedarse uno rezagado (estrabismo) se produce visión borrosa, o doble (diplopía), o nistagmo (movimiento que impide que se fije correctamente la mirada en el objeto).

Este sistema es el que os exploramos cuando os medimos la agudeza visual u os pedimos que sigáis nuestro dedo con vuestros ojos sin mover la cabeza. 

Todos entenderéis que teniendo mala visión o visión doble, o sensación de que el entorno se mueve alrededor de uno debido a que los ojos se mueven solos, o no teniendo una sensación adecuada de la profundidad a la que se encuentran los objetos, se tenga sensación de mareo y desequilibrio

2. El sistema vestibular 

En el oído interno se encuentran diversas estructuras que contribuyen al equilibrio y estabilidad del cuerpo. Si se afecta se produce vértigo. 

El oído interno no se afecta en la esclerosis múltiple, por lo que el vértigo no es frecuente; no obstante, la mielina de las fibras que unen el oído interno con el cerebro sí se afectan y, como consecuencia, al cerebro no le llega una correcta información de los mensajes sobre el movimiento, y se padece sensación vertiginosa.

El vértigo se caracteriza por la sensación de girar. Es una alucinación de movimiento. Las cosas dan vueltas alrededor de uno, o es uno el que se mueve alrededor de las cosas. Además, se siente inestabilidad y, en el momento agudo, hay náuseas, vómitos e incapacidad para realizar las actividades normales de la vida. 

3. El sistema propioceptivo

En el cuello, el tronco del cuerpo y en las articulaciones de las piernas y los pies, hay sensores de presión que transmiten información al cerebro sobre dónde está el cuerpo en relación con el entorno. Estos mensajes se envían cuando hacemos cosas como girar la cabeza, movernos o caminar sobre superficies diferentes.

En la esclerosis múltiple, las fibras nerviosas que transmiten esta información al cerebro han podido perder la mielina, y la consecuencia es la sensación de desequilibrio e inestabilidad al caminar. Esta sensibilidad es la que os exploramos mediante el diapasón o preguntándoos hacia donde estamos moviéndoos un dedo de las manos y los pies. 

Como al girar el cuello se mueven estos receptores de presión, soléis asociar el mareo a algún problema en el cuello. Es una teoría muy extendida, pero el mareo excepcionalmente se debe a que haya enfermedad en el cuello. 

4. El cerebelo 

El cerebelo es una parte del encéfalo que consigue que nuestros movimientos sean precisos, no tengamos temblor, y consigamos mantener el equilibrio y la postura. 

La pérdida de mielina del cerebelo produce mucha inestabilidad o alteración del equilibrio, pero solo al andar, si no se anda se está bien. Muchas veces decís que os da apuro andar porque parece que estéis bebidos. Nosotros le llamamos ataxia

Este desequilibrio es el que valoramos cuando os pedimos que caminéis midiendo pies. 

Consejos para manejar el mareo

Fármacos

No solemos dar tratamiento farmacológico para los trastornos del equilibrio o mareo que provoca la esclerosis múltiple, porque no suelen aliviar. El vértigo, al ser de origen central (es decir no es del oído), tampoco tiene un tratamiento muy efectivo, salvo el habitual para evitar las nauseas y vómitos. 

Medidas generales

  • Es prioritario que evites las caídas. Si te sientes mareado, siéntate o recuéstate de inmediato. También tienes que quitar en casa todo lo que te pueda hacer tropezar, como las alfombras, y no caminar a oscuras, por ejemplo, al levantarte por la noche al cuarto de baño.
  • Evita el alcohol; ya sabes que el alcohol produce inestabilidad. Cuando se bebe en exceso no se puede caminar en línea recta. 
  • Bebe suficientes líquidos.
  • Duerme lo suficiente.
  • Evita las luces y ruidos fuertes y los movimientos rápidos
  • Ten en cuenta los medicamentos que tomas. Los relajantes musculares, los somníferos, los ansiolíticos y antidepresivos, pueden provocar mareo, y más si se toman en combinación.

Tratamiento oftalmológico

Los oftalmólogos pueden aconsejar lentes con prismas para evitar la visión doble y administrar toxina botulínica en algunos casos de nistagmo. 

Tratamiento rehabilitador

Consiste en la realización de una serie de ejercicios específicos para mejorar el equilibrio durante el andar, que se aprende en los Servicios de Rehabilitación, donde también se aconseja sobre la utilización de apoyos, para que el caminar sea menos inestable y por tanto más seguro. 

Si padeces esclerosis múltiple puedes tener varias causas para el mareo, pues dependerá de cuántos sistemas de los que he descrito arriba tengas afectados.

El mareo variará en función del momento del día.

Entender la causa de tu mareo te ayudará a lidiar con ello

Fotografía de Mae Mu en Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *