Medicina alternativa

En los últimos meses se está poniendo de manifiesto un rechazo institucional hacia la medicina alternativa. He oído o leído este rechazo en declaraciones hechas por diferentes líderes de organizaciones médicas colegiales y deontológicas, así como por la nueva Ministra de sanidad, Carmen Montón, y el nuevo Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque.

Medicina alternativa es toda práctica que afirma tener los efectos sanadores de la medicina pero que no está apoyada por pruebas obtenidas mediante el método científico,​ por lo que su efectividad no ha sido probada científicamente más allá del efecto placebo.

En la medicina alernativa se incluyen prácticas pseudomédicas nuevas y tradicionales como homeopatía, naturopatía, quiropraxia, curación energética, ozonoterapia, radiestesia, varias formas de acupuntura, medicina tradicional china, medicina ayurvédica, curación divina, junto a otros tratamientos que no son parte de la medicina científica.

Aunque las autoridades tienen toda la razón cuando dicen que no hay evidencia científica de que la medicina alternativa funcione, yo no me atrevo a decir que sea inútil. Nunca la he probado pues afortunadamente gozo de muy buena salud, pero conozco a personas muy cercanas a mi que en ocasiones usan productos naturales, comercializados igual que los fármacos, para tratar ciertos dolores, insomnio o estados de cansancio, y les funciona.

Por otra parte no me uno a los que piensan que toda la evidencia científica es cierta, pues como ya expresé previamente en mi artículo titulado “Exceso de diagnóstico”, se va perdiendo de vista la realidad de las cosas en una borrachera científica que no siempre se ajusta a las normas de ética de la ciencia, y que en mi opinión hay demasiados lazos financieros entre los profesionales de la salud, los gobiernos y la industria que influyen indebidamente en los juicios profesionales.

Llevo ejerciendo la medicina desde el año 1983. La practico tanto en el ámbito ambulatorio como en el hospitalario. Me gustaría saber el porcentaje de pacientes que he visitado que estaban realmente enfermos. Créanme cuando les digo que son muchos más los que no lo han estado, los que estaban sufriendo corporalmente el estrés producto de la vida cotidiana. No resulta fácil ayudarles. Por una parte por falta de tiempo, y por otra por falta de formación para ello.

Lo convencional es enviarlos al psicólogo, pero hay muchas terapias de apoyo emocional alternativas que conozco porque me he formado en ello, y sé que funcionan muy bien. Lógicamente es necesario acudir a personas con buen nivel de formación, como también ocurre en la medicina convencional.

Leí que en un twitter Pedro Duque se reía del Reiki pues era lo que  su abuela llamaba “cura, sana, culito de rana” y me pegunto ¿no es maravilloso que alguien se acerque a ti con cariño, te abrace y te diga unas palabritas mágicas que te sanan? ¿o hay que correr a un botiquín a buscar un paracetamol o acudir a un centro de salud a ver si ha pasado algo malo y hacer una radiografía?.

El reiki, cuyo objetivo es curar el espíritu y como consecuencia el cuerpo, puede ayudar en manos experimentadas.

Yo creo que la mayoría de las personas tenemos capacidad de pensar por nosotros mismas. Hay personas que con toda su buena fe nos llevan a pensar dentro del cuadrado establecido, pero pienso que inconscientemente se consideran superiores y creen que somos masa homogénea sin pensamiento ni razón.

Actualmente somos muchos los que consideramos que a la atención sanitaria convencional hay que añadirle el cuidado del espíritu. La clave está en saber y encontrar lo que es adecuado para cada uno de nosotros.

 

2 comentarios en “Medicina alternativa

  1. Me encanto este articulo, me quito el sombrero, estoy diagnosticada de em ha e poko mas de un año y a mi terapias las terapias alternativas me han ayudado muchissimooo, sigo mi medicacion a raja tabla pero mis terapias me han echo salir de una gran depresion ayudarme animicamente intentar ver lo positivi de lo negativo e intentar buscar el por qué y para que de todo lo k me pasa……

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *