¿Qué es y para qué sirve una punción lumbar?

La punción lumbar (PL) es un procedimiento simple y seguro, que consiste en la extracción de una muestra de líquido cefalorraquídeo (LCR), mediante una aguja que se introduce a través de un espacio entre las vértebras finales de la columna lumbar, donde ya no hay médula espinal.

El LCR rodea el cerebro y la médula espinal y puede alterarse en muchas enfermedades que afectan al sistema nervioso, por lo que su estudio resulta fundamental para el diagnóstico y cuando se indica es porque no hay otra alternativa. En el caso de la esclerosis múltiple (EM) lo utilizamos para ver si en ese LCR se detectan bandas oligoclonales. Si se detectan, el diagnóstico de EM se afianza.

Es una técnica sencilla que los neurólogos realizamos prácticamente a diario, muy similar a la que se emplea para la administración de anestesia epidural.

Se realiza en una camilla en el hospital de día, no es necesaria la hospitalización.

Una vez que se compruebe que el análisis de coagulación de la sangre es normal, se pide al paciente que se acueste de lado, en el borde de la camilla, en posición fetal, con las piernas flexionadas hacia el mentón. En pocas ocasiones se hace en posición sentada.

El procedimiento se hace infiltrando un anestésico local en la piel y no es a penas doloroso si la extracción del LCR se consigue al primer o segundo intento. Por esta razón no se hace con sedación. Se puede aconsejar un ansiolítico, para tomar media o una hora antes del procedimiento, si se cree que la punción va a producir ansiedad.

Antes de recoger el LCR en tubos, se mide la presión que tiene, y se observa su color. En condiciones normales es transparente. Parece agua de roca. Siempre me sorprende cómo podemos tener un líquido tan transparente dentro del cuerpo. En las meningitis suele ser turbio, en las hemorragias es rojizo. Puede pedirle a su médico que le enseñe el color del LCR.

Se recogen varios tubos y se mandan a analizar. Con ello el médico obtendrá datos para poder establecer el diagnóstico.

Terminado el procedimiento (suele durar 15 min en conjunto) el paciente se queda tumbado en la camilla unos 30-60 minutos; después podrá ir a su domicilio.

Se aconseja ir acompañado y no conducir, por si los nervios aparecen después del procedimiento, e ingerir unos 1.5 litros de líquidos durante las 8 -12 horas siguientes a la punción.

A veces la PL se hace con motivos de tratamiento. Por ejemplo, se puede extraer una cantidad importante de LCR si hay que bajar la presión intracraneal, o se puede introducir quimioterapia.

Riesgos Frecuentes

Una de cada 3 personas tiene dolor de cabeza después de una PL. Lo más común es que aparezca al ponerse de pie, por lo que el tratamiento es tumbarse y reposar. Si fuera necesario se puede tomar paracetamol 1 gramo cada 8 o 12h mientras dure el dolor de cabeza, que puede alargarse hasta 10 días, si bien cada día con menos intensidad.

Durante la PL se puede notar una sensación de descarga eléctrica hacia una pierna, que traduce el contacto con una raíz nerviosa, muy próxima al líquido que queremos obtener. Esto no debe preocupar ya que no la corta, sólo la desplaza, y en muy contadas ocasiones puede dejar una secuela.

Riesgos infrecuentes

Las infecciones (meningitis, infecciones de los discos intervertebrales, infecciones de la piel y tejido subcutáneo) son raras, al realizarse la PL en condiciones estériles.

Los hematomas locales en el sitio de la punción, aparecen con mayor frecuencia en pacientes con enfermedades hematológicas o tratados con fármacos anticoagulantes.

Excepcionalmente se han descrito hematomas intracraneales secundarios a la PL. Estos se manifestaran por un dolor de cabeza muy intenso que no solo no mejora con el tratamiento previamente recomendado, si no que empeora y/o se acompaña de vómitos. En este caso debe de acudir al Servicio de Urgencias del hospital.

Riesgos personalizados

Otros riesgos o complicaciones que podrían aparecer, dependerán de las circunstancias personales del paciente.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *