Resonancia Magnética: Qué es y Consejos

La Resonancia magnética (RM) es la técnica de imagen que mejor permite ver las estructuras del sistema nervioso central, esto es, el cerebro, el cerebelo, el tronco del encéfalo y la médula espinal.

No hay que confundir la RM con la Tomografía axial computarizada (TAC o Scanner). La RM, a diferencia de la TAC, no utiliza radiaciones ionizantes (Rayos X) para crear imágenes del cuerpo, sino imanes y ondas de radio potentes, siendo capaz de identificar imágenes que la TAC no ve.  LA TAC, no obstante, tiene mucha utilidad para ciertas patologías, como por ejemplo el dolor de cabeza o la hemorragia cerebral, y tiene la ventaja de que adquirir las imágenes lleva unos pocos minutos.

Respuestas a preguntas frecuentes sobre la RM

Para hacerse la prueba no hay que ingresar. Después de un examen de RM no hay que tomar ninguna precaución especial y el paciente se puede incorporar a sus actividades normales.

1. ROPA: Normalmente hay que quitarse toda la ropa salvo la interior (excepto que tenga algún metal, ej. el sujetador), y ponerse una bata de hospital.

2. METAL: Hay que quitarse todos los complementos metálicos (reloj, pulseras, pendientes, horquillas, pasadores de pelo, piercings, …). Esto se debe a que todos los objetos metálicos pueden causar imágenes borrosas, además de que pueden quedar bruscamente imantados a la máquina de RM e incluso estropearse. Hay que avisar si se tienen:

  • brackets metálicos en los dientes, pues pueden distorsionar las imágenes obtenidas y a veces esta no mereca la pena realizarla salvo que se quiten. Si se van a requerir RM frecuentes el ortodoncista dispone de alternativas como el Invisalign, que es una ortodoncia que utiliza alineadores de plástico que son extraíbles. Los empastes dentales en general no son afectados por el campo magnético, pero pueden distorsionar las imágenes de la cara o el cerebro.
  • tatuajes, delineador de ojos permanente, maquillajes, pintura de uñas, u otros cosméticos que contengan metal, pues pueden afectar a las imágenes, y existe la posibilidad de irritación o inflamación de la piel; los pigmentos negros y azules son los más problemáticos. Afortunadamente estos productos llevan cada vez menos pigmentos metálicos.
  • implantes metálicos auditivos, clips de aneurismas, marcapasos cardiacos, estimuladores eléctricos … pues se pueden estropear, mover o calentar y producir heridas en el paciente.
  • metales dentro del cuerpo como alguna bala o balín, fragmentos metálicos incrustados en la piel u ojos, propios de algunas profesiones (ej. Trabajadores de metalurgia) por las mismas razones.

Las barras o placas de metal en las vértebras, tornillos, en los huesos, prótesis en las articulaciones o mallas de metal en abdomen pueden distorsionar la calidad de la imagen si están cerca del área que se va a explorar.

 

Los centros de RM tienen un protocolo de control detallado que, si se sigue minuciosamente, asegura que el personal del centro sepa si hay presencia de cualquier implante o material metálico en el paciente, y se puedan tomar precauciones especiales

 

3. TÉCNICA Y POSICIONAMIENTO: Muchos pacientes acuden asustados porque creen que se tienen que meter en una caja o una especie de nicho. No es así. Para hacer la RM hay que tumbarse sobre una mesa estrechita que se desliza dentro de un tubo grande similar a un túnel que está abierto en toda su longitud, por lo que nadie queda encerrado dentro de la RM.

Una exploración dura unos 30- 60 minutos, a veces 1 hora y media, por lo que la cabeza se sujeta con unas cintas para evitar que se mueva.

Se proporcionan tapones o auriculares para proteger a los oídos del ruido que provocan algunas máquinas.

Se puede respirar normalmente.

Durante toda la prueba el técnico de la RM puede hablar con el paciente, o escuchar lo que este le quiera decir. También se proporciona un timbre para pulsar en caso necesario.

No entra un acompañante salvo en el caso de los niños y adultos que solo podrían hacerse la prueba con compañía.

4. CONTRASTE: A veces se requiere administrar por vía intravenosa un medio de contraste que se llama gadolinio (Gd). En este caso, primero se hace la RM sin contrate y al terminar esta el técnico introduce el contraste a través de un vía cogida en una vena de la mano o del antebrazo. El contraste iluminará todas las zonas del sistema nervioso central que estén inflamadas y ayudará al radiólogo a observar más claramente ciertas zonas. Es un contraste paramagnético, no es un contraste yodado, por lo que puede ser administrado a los pacientes alérgicos a los contrastes yodados.  Las reacciones al Gd son muy extrañas, y en cualquier caso el técnico o enfermera asistiría al paciente si fuera necesario.

5. SEGURIDAD: La RM no produce ninguna exposición a la radiación. Utiliza ondas electromagnéticas, que no dañan el cuerpo. Es una técnica segura y se puede repetir con frecuencia tanto sin como con contraste.

6. RM ABIERTA O CON SEDACIÓN: Alrededor de 2 de cada 100 pacientes tienen claustrofobia y solicitan hacerse una RM abierta porque el túnel es más corto. También puede ser necesaria en pacientes con gran volumen corporal que no quepan en la RM convencional.

Estas RM proporcionan imágenes de menor calidad, si bien van mejorando. En los grandes hospitales no se utilizan por esta razón.

La RM no se hace con sedación o anestesia salvo en niños o disminuidos psíquicos que no van a poder quedarse quietos ni aun estando acompañados. Un altísimo % de pacientes adultos consiguen hacerse finalmente una RM sin sedación si se someten a un programa de desensibilización.

7. SITUACIONES ESPECIALES

    1. Insuficiencia renal. Hay que avisar al técnico de la RM en el caso de insuficiencia renal para tomar precauciones ante posibles reacciones adversas al Gd.
    2. Embarazo o sospecha de ello. En general, la RM no provoca riesgos al embarazo o feto. No obstante en pacientes embarazadas, la RM se reserva sólo para problemas serios o sospecha de anomalías.
    3. Lactancia. Si se está amamantando es mejor evitar el contraste para que no pase al bebé. Una opción es sacarse leche antes del estudio, en cantidad que permita cubrir las 24h que siguen a la inyección de contraste ya que el Gd tarda en eliminarse del cuerpo 24horas.

8. ¿PARA QUÉ SIRVE LA RM?: La RM sirve para diagnosticar enfermedades del sistema nervioso central,  para ver si los tratamientos que se están utilizando están siendo efectivos y también para observar si se están produciendo efectos adversos de estos mismos tratamientos.

 

CONSEJOS

  • Rellena con atención los cuestionarios que te presenten en el servicio de RM

  • Si tienes implantes metálicos lleva los documentos acerca de sus características

  • Si tienes RM previas llévalas para que se puedan comparar

  • Procura hacerte la RM siempre en el mismo centro. Los protocolos de adquisición son diferentes de unos centros a otros y dificultan la comparación  

  • Si tienes insuficiencia renal y tienes informes y análisis, llévalos

  • Si tienes claustrofobia o crees que puedes tenerla

    • acércate al centro de RM y pide que te enseñen el aparato.

    • unos días antes de la prueba haz ejercicios respiratorios de relajación y visualización de imágenes que te sugieran bienestar. Cuando estés en la mesita de RM, cierra los ojos antes de que esta se desplace dentro del aparato, respira profundamente y evoca la imagen que te da bienestar. Esto te ayudará a desvincularte emocionalmente de la RM.

    • Hacerla en horario de noche puede evitarte estrés dado que hay menos gente.

    • Tu médico también te puede proporcionar un tranquilizante para tomar media o una hora antes de entrar a la RM. En este caso recuerda que no deberás conducir ni antes ni después de la prueba pues podrías marearte o dormirte.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *