Síndrome Neurológico Paraneoplásico

Hoy he visitado a un paciente amigo de una amiga mía.  “Mira a ver qué te parece” me dijo, te aportará muchas pruebas pues ya ha visitado a varios especialistas.

Cuando entró en la consulta vi que era la persona que había visto sentada en la sala de espera, y que me había llamado la atención por el aspecto de enfermo que tenía.

Me contó que llevaba 4 meses con un trastorno sensitivo en la parte izquierda del cuerpo y que 2 meses antes había sido intervenido del cuello porque tenía unas hernias discales que habían creído eran la causa de su trastorno.  No había mejorado tras la intervención, se encontraba muy cansado y necesitaba apoyarse en un bastón y en una persona para caminar.

En la exploración me llamó la atención que tenía el dedo índice de color amarillo por la tinción de nicotina, propio de los muy fumadores, y una dificultad para andar no por falta de fuerza, sino por una importante falta de estabilidad. Sospeché que tenía un síndrome neurológico paraneoplásico y solicité lo que llamamos un estudio de extensión , es decir un estudio buscando un cáncer. La primera sospecha es que el cáncer fuera de pulmón, y así fue.

A esta persona se le diagnóstico un cáncer de pulmón, no por tener síntomas respiratorios  (no tosía, no escupía sangre), sino por tener una clínica neurológica de inestabilidad propia de alteración del cerebelo. Esto es lo que conocemos como síndrome neurológico paraneoplásico.

Este síndrome consiste en llegar a diagnosticar un cáncer en alguna parte del organismo por las manifestaciones neurológicas que presenta el paciente  y no se deben a invasión directa del tumor ni a sus metástasis, sino a un fenómeno inmunológico, al hecho de crear anticuerpos frente a células del sistema nervioso central o periférico  y el cáncer de pulmón es responsable en la mitad de los casos

El diagnóstico se confirma con la detección en la sangre de unos anticuerpos llamados Ac antineuronales y el tratamiento consiste en tratar el tumor como proceda.

Fumar, es la causa principal de cáncer y de muerte por cáncer . El consumo de tabaco no es un problema exclusivamente médico, es un problema de salud pública, es un problema social cuya solución requiere un abordaje multidisciplinar. La ley antitabaco que entró en vigor en España el 2 de enero de 2011 aporta medidas sanitarias frente al tabaquismo, regula su venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, pero… ¿Por qué se sigue vendiendo tabaco?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *