Transformar la sociedad: ¿a qué precio?

Paseando por Madrid me topé con una placa en la casa donde vivió y murió Adolfo Marsillach, actor, autor dramático, director de teatro y escritor español nacido en Barcelona que decía:

“No soy tan ingenuo como para creer que el teatro pueda transformar la sociedad, pero estoy convencido de que existe una posibilidad de ayudar a despertarla”. (de «Tan cerca, tan lejos. Mi vida”).

La frase me impactó porque es una reflexión que me he hecho yo muchas veces si bien de la siguiente manera: “No soy ingenua, sé que transformar la sociedad no es fácil, pero tengo la necesidad imperiosa de ayudar a despertarla y conseguir esa transformación. Necesito perseverancia y encontrar personas que me ayuden a conseguirlo”. 

Recientemente Farmaindustria, que es la Asociación Nacional Empresarial de la Industria Farmacéutica establecida en España, que agrupa a una gran mayoría de laboratorios farmacéuticos que representan la práctica totalidad de las ventas de medicamentos de prescripción en España, ha publicado una nota de prensa con la cuantía total que ha invertido en las colaboraciones con organizaciones y profesionales sanitarios. En total 600 millones de euros en 2018.

Su patronal asegura que la relación entre la industria farmacéutica y las organizaciones y profesionales sanitarios: 

  • Es clave para la investigación de medicamentos y su uso adecuado. Esta colaboración contribuye además a la actualización de conocimientos sobre fármacos por parte de los profesionales.

Estoy de acuerdo con que son clave para la investigación de medicamentos, pero no más clave que los hospitales, médicos, enfermeras y pacientes, sin los que no podría hacerse ninguna investigación. Es completamente lógico que inviertan dado que están usando bienes con el objetivo de incrementar lo invertido, de hacer negocio, no con el objetivo de procurar el bien ajeno aún a costa del propio.

Es verdad que la colaboración contribuye a la actualización de conocimientos sobre fármacos por parte de los profesionales, pero no es necesario tanto y tanto fármaco. Ojalá invirtieran en la concienciación de la prevención y hábitos saludables y no tanto en su tratamiento. 

  • Permite a la industria incorporar la experiencia clínica de los sanitarios a los procesos de Investigación y Desarrollo y asegura al sistema sanitario que sus profesionales están a la vanguardia del conocimiento.

La información que obtiene la industria de los profesionales es valiosísima y le sale muy barata. Son perfectamente conscientes de las debilidades del sistema y encuentran la oportunidad de negocio camuflada en ayuda. Es la industria la que motiva y ayuda a los grandes líderes de opinión a pensar en nuevos mensajes y a establecer los nuevos criterios diagnósticos y terapéuticos siempre benévolos con el inicio precoz de los fármacos y sus beneficios y poco honestos con lo que se espera de ellos a largo plazo y sus efectos adversos. 

En febrero de este año se publicó un artículo que preguntaba: ¿Afecta la asistencia al congreso ECTRIMS en las decisiones terapéuticas para la esclerosis múltiple? La conclusión fue: La asistencia al ECTRIMS puede facilitar las decisiones terapéuticas y la reducción de los errores de gestión en la atención de la EM.

Lo que hay que preguntarse es quiénes son los que deciden lo que son errores de gestión con los pacientes con esclerosis múltiple, si pueden demostrar que existe tanta evidencia de ello como nos promulgan en los congresos, y si sus voluntades no están influidas por la enorme cantidad de fondos corporativos que reciben.

Los que me habéis ido siguiendo sabéis que inicié este blog con la voluntad de exponer otra forma de pensar.

6 comentarios en “Transformar la sociedad: ¿a qué precio?

  1. Estimada Cristina, efectivamente la industria domina de forma desproporcinada la investigacion en nuevas armas terapeutica. La industria tienes sus propios intereses, entre los cuales prima como es natural el benefi cio economico. Otros terapias no farmaciolgicas, o no orientadas a los benefios economicos, tiennen efctivamente acceso a fondos de investigacion… abismalmente mas bajos.
    Efectivamente hay fondos para investigar en farmacos con dueño y en otras terapias pero la desproporcion me sugiere a enfrentar el equipo de futbol de mi pueblo ( el Choco de Redondela) con el Real Madrid. Los dos tienen equipo, campo de futbol y jugadores… estan por tanto al mismo nivel?
    Un segundo inconveniente tiene relacion con lña restriccion intelectual propia de nosotros , los medicos con papeles… tenemos miedo de mirar de frente a una terapia alternativa, y analizarla a fondo. Estar en la linea de los que nos dicatan las farmaceuticas nos hace sentir seguros, el acercarnos a tecnicas no convencionales nos hace sentir…poco cientificos? sospechosos de poco rigor..
    En mi expriencia, solo aquellos medicos con una gran formacion y seguridad en si mismos son capaces de acercarse a las tecnicas no convencionales con rigor pero sin rubor ni desprecio.
    Eso supone mirar con rigor, pero queriendo encontrar, no caer en deslumbramientos pero tampoco en descalificaciones, no confundir la falta de evidencia de eficacia con la falta de eficacia, no confundir la falta de evidencia de toxicidad con la falta de seguridad (en tecnicas que a veces llevan decadas de uso sin reportes de efectos secundarios), ver mas alla, no medir con el rasero que nos dicatan.
    Internista de formacion ( en el Clinico de San Carlos), he ejercido en la puerta, en la planta, en la consulta en el laboratiorio y en la UCI durante mas de 35 años, diez de los cuales dedicados a la investigacion; he tenido que reconocer los limites de «nuestra» medicina en los pacientes que debilitados despues de un ingreso en la ICI, en las infecciones de repeticion en pacientes respiratorios o en la astenia en pacientes cancerosos, y he compronbado con mis propios ojos como respondian a un tratamiento antioxidante con una tecnica considerada no convencional. Reconozco que no me deje impresionar y decidi buscarle el lado oscuro, y que supuso para mi un impacto el comprobar que el efecto era predecible y repetible… por tanto real, y que desde entonces he dejado de lado todos mis prejuicios.
    Los medicos debemos de rendir cuentas a nuestros pacientes, la gandes compañias farmaceuticas deben dar cuentas a sus accionistas. No nos dejemos engañar, no perdamos nuestro norte.

    1. Estimado José Antonio,

      Por los años que dices que llevas ejerciendo veo que somos, aproximadamente, de la misma generación. No sabes cómo te agradezco este comentario, pues como expreso en la presentación del blog, sé que no somos patitos feos sino cisnes, y tenemos que encontrarnos.

      Yo no tengo experiencia con las terapias alternativas, pero no las descalifico. No sé si leíste mi post sobre medicina alternativa, en este caso sobre medicina alternativa para el cuidado espiritual. https://www.cristinaramo.com/medicina-alternativa/

      Estos días he visto imágenes de ciudadanos que se dedican a vigilar a los carteristas del metro de Madrid, también he visto la serie Fariña y el valor de un grupo de mujeres liderado por Carmen Avendaño, impulsando un movimiento social frente a la venta de drogas, y me vienen a la cabeza más ejemplos de movimientos sociales que resultan transformadores …

      ¿Cómo conseguir que alguien se fije en los médicos que pensamos de otra manera, que no nos limitamos a la información facilitada por las farmacéuticas, que estamos muy preocupados por el exceso terapéutico y no queremos caer en la resignación?

  2. Buenas tardes Cristina, he visto tu entrada sobre alternativas, y me alegro de ver como consideras fundamental el cuidado del espirutu de nuestros pacientes, algo que esta en nuestra formacion pero que se esta perdiendo. La propia medicina convencional tiene mucho que recuiperar en este sentido.
    La terapias alternativas de corte ligero, me refiero a todas las que usan factores psicologicos y energeticos, tienen mucho que decir en este sentido. Si hablasemos en sentido mas tecnico o «cientifico» podriamos evocar circuitos neuroendocrinos o neuroinmunes, pero esto es innecesario.
    Estas mismas terapias y otras no convencinales mas interventivas, sin embargo, podrian tener efecto directo obgetivable sobre diversos procesos.
    Algunas de ellas han demostrado eficacia en ensayos clinicos, y sin embargo siguen en el cajon de satre de las ALternativas. Pongo dos ejemplos, uno de ellos ha dado resultados repetidamente positivos en ensayos clinicos relativamente pequeños; es el caso de la eficacia de la Ozonoterapia en el tratamiento del pié diabetico ( Izadi 2019, Zang 2014, Wainstain 2011, Martinez-Sanchez 2005). En todos estos estudios han disminuido las amputaciones, aumentado la proporcion y disminuido el tiempo de curacion de las ulcerascuracion de ulceras, y disminuido el tiempo de internamiento.
    Otro de ellos ha merecido un ensayo clinico multicentrico en toda regla dirigido por Gervasio Lamas del Mont Sinai Hospital de Florida. Se trata del papel de la Quelacion con EDTA en la prevencion secundaria de eventgos cardicos. El efecto preventivo en pacientes diabetico y aquellos con infartos anteriores rondó el 40%.
    Por tanto las tecnicas alternativas pueden no solo mejorar el estado anímico de nuestros pacientes, contribuir a su bienestar, pero tambien pueden ser valiosas armas terapeuticas.
    Yo he tenido la opotunad de reconocer el valor de la Ozonotterapia en el tratamiento del pie diabetico, aplicalo en mis propios enfermos, he presentado los resultados a la Unidad de Pie Diaberico mas destacada de Portugal. Despues de mostrarles la evidencia publicada, he planeado una estancia de tres meses para demostrar «in situ» el efecto, tratando a sus pacientes con Ozonoterapia ademas del tratamiento convencional. Los resultados fueron indiscutiblemente demostrativos y estamos ahora a la espera de fondos para iniciar un primer estudio clinico para evaluar, integrar y perfeccionar el tratamiento. Cuando terminemosesa fase, diseñaremos un ensayo clinico en toda regla. SLlevo ya tres años en este pryecto, y si todo va como espero, dentro de otros cinco, podre demostrar aqullo que opara mi ya es evidente. Es un camino largo y hay que afrontarlo con paciencia. Como los medios son muy escasos, hay que invertir mucho tiempo en estudiar y observar para crear una hipotesis de trabajo acertada.
    En relacion a las criticas de las medicinas alternativas, no he encontrado en ellas rigor. Son caras? habitualmente menos que otras, todos cobramos por nuestro trabajo; nos llaman a engaño? responsabilidad del que lo hace, no de la tecnica; son peligrosas? evidentemente muy poco; no tienen base cientifica? muchas de ellas tienen una explicacion mas que verosimil en su mecanismo de accion, mientras que muchas de las terapias mas convencionales no las tienen; no hay estudios clinicos? hagámoslos.
    No solo hay poco rigor en las criticas, sino en quien las hace. ¿Quien es el coordinador cientifico del pomposo «Observatorio para las pseudociencias, pseudoterapias…»? un previo novel retirado?, un eminente cientifico? un catedratico de prestigio?… no, es el Dr. Jeronimo Fernandez Torrente, del que me consta que ha estudiado la carrera de medicina y ejercido la medicina general y una variedad de cargos politicos. Quien es el ministro que inicio este movimiento de persecucion a las Medicinas no convencionales? Cual es su formacion clinica y cientifica para evaluar este delicado tema? ni siquiera es medico, sino astronauta…
    Volviendo a tu pregunta inicial de como defender nuestra postura,creo que necesitamos primero analizar y entender en profundidad el problema y la necesidad de abrirnos a otras posibilidades terapeuticas no aceptadas por el resto de la comunidad mdica, hasta estar convencidos de que nuestra posicion es la correcta. A partir de alli, tenemos que analizar criticamente las terapias que puedan ser eficaces en una determinada situacion, estudiarlas con los datos clinicos que tengamos en manos de quien las domina ( muchas veces no vamos a tener evidencias publicadas) y hacer el camino de estudio necesario.
    Es necesario tambien desmontar las pobres pero maliciosas criticas, cuando no las calumnias de los «(Pseudo)Adalides de la ciencia», cargarse de paciencia y valor… es un largo camino.
    En tu caso creo que seria interesante que estudiases los resultados en EM del Dr. Coimbra con dosis altas de Vitamina D. Esta hormona tiene efectos claramente reportados sobre varios celulas inmunes, y alguien con tu experiencia podria analizar con cierta precision los resultados que anuncia ( aun que no los hayan publicado). Creo que el efecto de la Ozonoterapia sobre la clinica y la progresion de la E. de Parkinson seria un tema de algun interes para ti.
    Te ruego me perdones la extension, es un tema largo… y complicado, pero para mi irrenunciable.
    Y si, creo que debemos ser de la misma promoción ( yo soy de la de Navarra 76-82).
    Un cordial saludo.

  3. Buenas tardes Jose Antonio, perdona mi retraso en contestarte. Estoy de vacaciones y por otra parte el sistema del blog no me da siempre la información de que se ha hecho algún comentario a algún post.

    Me emociona tu entusiasmo. Somos exactamente de la misma promoción. Yo hice la carrera en Zaragoza. Nos quedan pocos años por batallar y me da rabia, la verdad.

    Yo no tengo experiencia con terapias alternativas pero no las critico. La pena es que es difícil sacar estudios adelante, pues cualquier estudio requiere de mucha burocracia y financiación. Es verdad que hay ayudas por parte del Instituto Carlos III para los llamados estudios de financiación independiente (yo he obtenido 3 y 2 han acabado en 2 Tesis doctorales), pero no creo que las den para investigar terapias alternativas, y menos con la oposición de los gestores sanitarios actuales como tu comentas.

    Conjuntamente con una médico de familia de mi entorno presentamos al comité de ética un estudio con terapia neural para pacientes con esclerosis múltiple y nos lo rechazaron por ser intervencional. No nos hemos rendido y estamos haciendo un estudio epidemiológico a través de una encuesta, al mismo tiempo que estudiamos la salud bucodental. Quizá después de los resultados que obtengamos nos permitan llevar adelante el estudio de intervención con terapia neural.

    Interesante lo de la vitD, si bien me produce cierto rechazo que se haya puesto de moda en tantas y tantas patologías, y también la ozonoterapia que me produce rechazo por la cantidad de personas que se dejan ahí los ahorros sin que haya evidencia científica clara.

    Lo que me desespera es el excesivo uso de los medicamentos, la sobremedicalización impuesta por los médicos y exigida por los pacientes que creen que en los fármacos está la solución

    Me encanta recibirte. Muchas gracias por tu participación

  4. Estimada Cristina,

    Al final yo me he retrasado bastante mas, por que ya no contaba con tu respuesta.
    Planteas cuestiones muy interesantes en tu mensaje, la central seria el exceso de medicación y sobre todo la obsesión por la medicación que acaba pareciendo ser lo único. Es cierto que todo lo confiamos a los fármacos y minimizamos la importancia de las medicas higiénicas, que deberían ser lo primero.
    Dicen algunos revisionistas de la historia de la medicina moderna, que desde los tiempos de Pasteur y Claude Bernard, con el viraje hacia la industria de la farmacia, la medicina ha ido alejándose del huésped y acercándose al agente patógeno. Entra la (rica) farmacia y sale la (pobre) higiene. Hasta tal punto que hoy en día la medicina está masivamente volcada hacia el patógeno y alejada del huésped… cuando el medico debe estar en el lado del paciente, primando la higiénica prevención, siguiendo por la terapia menos agresiva u terminando por la mas interventiva y agresiva.
    Sin profundizar en esta visión, parece que la medicina actual ha instalado un curioso sistema de evaluación de todo tipo de intervenciones relacionadas con la salud, basadas en modelos de estudio adecuados para fármacos, en concreto nuevos fármacos, y ha pretendido que este sistema se aplique a todo.
    Este modelo requiere un estudio previo de seguridad que es perentorio cuando se trata de un fármaco nuevo, pero en gran parte innecesario y hasta absurdo cuando se trata de un tratamiento conocido. Por ejemplo seria absurdo que para tratar con paracetamol el dolor de cabeza de un paciente, tuviese que realizar un estudio especifico para asegurar su seguridad en caso de que tenga artrosis de tercer dedo del pie derecho…
    El modelo requiere una contrastación ciega (a ser posible por duplicado) y aleatorizada, pero en algunos casos podría resultar impropia. Por ejemplo, nuca he visto a un medico exigiendo un ensayo doble ciego aleatorizado para saber si realmente es mejor iniciar maniobras de RCP que observar la evolución en un paciente con PCR. En este caso solemos aceptar el consenso.
    Por tanto el consenso también vale, y muchas técnicas se quedaran fuera por falta de evidencia (según normas cuestionablemente establecidas) o por falta de consenso (entre los que lideran el proceso).
    El resultado final es que tendemos cada vez mas a basarnos en fármacos, y menos en otras medidas…. con lo que yo tampoco estoy de acuerdo. Precisamente las técnicas alternativas brillan mas en el plano higiénico que en el terapéutico.

    Me dices por otra parte que es muy difícil sacar adelante proyectos de investigación que se salen de lo convencional, de la corrección política medica, a pesar de nuestros ímprobos esfuerzos. En este sentido me gustaría conocer la inversión real en diferentes campos de investigación. Aquí imagino, la investigación en fármacos con objetivos económicos (farmacéuticas) iría muy por delante, la investigación en fármacos sin lucro iría bien por detrás y la inversión en medidas higiénicas iría mucho mas atrás. La financiación en investigación sobre técnicas no convencionales…serian “trazas”.. ¿Tendrías acceso a estos datos? Tengo autentica curiosidad para conocer los números reales, lo que nos ayudaría a aclarar nuestra perspectiva.

    En relación a la Vitamina D, y su indicación en tantas patologías, esto se debe probablemente más a su efecto inespecífico que a su falta de efecto. Por ejemplo el ejercicio físico se recomienda hoy en día en casi todas las enfermedades, y no por ello resulta sospechosa de fraude.

    Por ultimo haces un comentario interesante sobre la ozonoterapia, en el sentido de la falta de evidencias claras. En este sentido me remito a los resultados por ejemplo en pie diabético, en el que hay muchos estudios, eso si, relativamente pequeños, y en revistas de impacto intermedio, pero que muestran básicamente lo mismo. Por ejemplo en cuanto al numero de amputaciones en pacientes con infección de pie diabético cuando se asocia la ozonoterapia(por citar un objetivo terapéutico contundente) los resultados oscilan entre una reducción de la misma a la mitad y una reducción a la tercera parte.
    Si yo estuviese en peligro de ser amputado después de la aplicación del tratamiento convencional, ¿seria una barbaridad que probara una técnica así para evitar una amputación mayor, que sabemos conlleva una mortalidad que se sitúa entre la de un cáncer de colon y uno de pulmón al diagnostico? Pues la inmensa mayoría de los pacientes buscan técnicas no convencionales tras el fracaso de las convencionales.

    Creo que otra vez me he extendido demasiado, y te pido disculpas por ello.
    Admiro y agradezco tu apertura y coraje al reconsiderar aspectos nucleares de la medicina en la que nos hemos criado y que forma parte de nuestros genes como médicos. A veces no es nada fácil ver lo evidente….

    Un cordial saludo,

  5. Totalmente de acuerdo con lo que comentas José.
    Gracias al facebook en el que a veces se promociona mi página web, he contactado con el Dr Tutor, farmacólogo gallego, que me ha insistido mucho en el tratamiento de la esclerosis múltiple con vit D a altas dosis. Voy a organizar un seminario para que nos explique en qué consiste su estimado protocolo Coimbra. Yo no estoy cerrada a nada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *