Usos de la toxina botulínica en la esclerosis múltiple

Usos de la toxina botulínica en la esclerosis múltiple

La toxina botulínica al inyectarse dentro de un músculo, bloquea temporal y reversiblemente la transmisión del impulso nervioso, consiguiendo con ello la debilidad del músculo inyectado. Las inyecciones se hacen sin necesidad de anestesia, se aplican en el despacho de la consulta y no hay que hacer reposo o tener cuidados especiales tras su administración.

Lo normal es llamar Botox a la toxina botulínica, pero Botox es una marca. Hay otras marcas de toxina botulínica que sirven para los mismos fines terapéuticos como Dysport® Xeomin®y Bocouture®. Para belleza se usa Vistabel®.

La toxina botulínica inyectada con fines estéticos en la cara tiene el mismo objetivo, debilitar al músculo. Al evitar que se contraiga el músculo de la cara donde se inyecta, no se marca la arruga. 

¿Cuándo usamos la toxina botulínica en esclerosis múltiple? 

  • Tratamiento de la espasticidad muscular focal

Espasticidad significa tensión y rigidez muscular. 

En la esclerosis múltiple (EM) puede haber muchos músculos tensos, pero en este caso el tratamiento es dar un fármaco oral que haga efecto en todos a la vez.  La toxina botulínica es para administrar solo en unos pocos músculos, en los que están más tensos. Normalmente se inyectan: 

  • Los aductores de los muslos, para poder abrirlos mejor y favorecer con ello la higiene personal o las relaciones sexuales 
  • El pie equino (pie zambo)
  • El extensor del primer dedo del pie, para evitar el daño de la uña consecuencia del estado en extensión permanente del dedo (Babinski)
  • Los gemelos, para apoyar mejor el talón en el suelo o evitar el clonus (batidas rápidas del pie)
  • Los aductores de los brazos, para poder abrirlos mejor y favorecer el vestido
  • Tratamiento de la hiperreflexia de la vejiga

En la EM la vejiga se puede contraer demasiado activamente de forma involuntaria. La toxina inyectada en el músculo detrusor de la vejiga es eficaz para reducir los episodios de incontinencia y urgencia urinaria, y la necesidad de tener que ir muchas veces a orinar de día o de noche.

El músculo detrusor se pincha mediante una cistoscopia, es decir, mediante la introducción por la uretra (caño de la orina) de un cistoscopio o tubo que lleva incorporada una cámara con una potente luz, para visualizar el interior de la uretra y de la vejiga urinaria. Es una técnica que no ocasiona apenas molestias y se hace sin anestesia. 

  • Temblor de cabeza

En este caso la toxina se inyecta en diversos músculos del cuello. 

  • Nistagmus y visión doble 

En este caso la toxina se inyecta en diversos músculos del ojo para intentar que se muevan menos en el caso del nistagmo, o se alivie el estrabismo que provoca la visión doble (diplopía). 

  • Hemiespasmo facial (movimientos involuntarios de medio lado de la cara) 

Si hay beneficio, la toxina hay que inyectarla repetidamente cada 4-6 meses. 

La toxina botulínica debe de ser administrada por expertos en ello. Se siguen investigando nuevas aplicaciones.

Puedes ponerte en contacto conmigo para resolver dudas sobre tu caso concreto mediante consulta online o presencial en Barcelona.

Fotografía de Diana Polekhina

¿Te ha interesado el artículo? Suscríbete a la newsletter quincenal

3 comentarios en “Usos de la toxina botulínica en la esclerosis múltiple

  1. Pensaba que toxina botulinica «botox» solo se usaba para estética arrugas ….
    La información que nos das es muy muy valiosa ya que a algunos pacientes con alguno de los síntomas descritos les funcionará y les hara felices con el alivio
    Muchas gracias Cristina haces que nos sintamos más felices .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.